'ROUND MIDNIGHT | Comunicom

‘ROUND MIDNIGHT

ROUND_MIDNIGHT_CARATULAS_CD_COMUNICOM

 

‘Round Midnight. Uno pronuncia estas dos palabras y hasta los más legos piensan en jazz. Del bueno. Y es que no hablamos de un tema cualquiera. Es uno de los standards más célebres del jazz de todas las épocas, versionado una y mil veces por los más grandes. Es, de hecho, el que más veces ha sido llevado a un álbum de entre los standards compuestos originalmente por un músico de jazz. Y hasta dio nombre a una peli

Como en tantas obras míticas, sus orígenes son (medio) inciertos. La ideó inicialmente Thelonious Monk en una fecha que los estudiosos sitúan entre 1936 (con sólo 18 añitos) y 1944, cuando la firmó junto con el trompetista Cootie Williams (cuya intervención en el tema fue más bien somera), y posteriormente le añadió la letra –no siempre utilizada– Berni Hagnighen. El tema apareció en disco por primera vez en 1947, en el legendario sello Blue Note. Y desde ahí, la gloria.

Multitud de artistas han visitado una y otra vez ‘Round Midnight. Lo hizo Miles Davis, de forma ejemplar, a la altura del original. Miles incluso llegó a titular uno de sus álbumes a partir de la composición de Monk –’Round About MIdnight, dando lugar a un equívoco que aún perdura sobre el nombre del tema–. Lo repitieron Charlie Parker, Ella Fitzgerald, Sarah Vaughan, Dizzy Gillespie, West Montgomery, Sonny Rollins o Art Pepper. A veces, en el piano original –como Bill Evans, que la versionó hasta en siete ocasiones, a cual más primorosa–. Otras, con traducción a cualquier otro instrumento, incluida la voz. En el tempo pausado original o con más ritmo. Sin olvidarnos de las múltiples reinterpretaciones de su propio autor, Thelonious Monk, que la incorporó nada más y nada menos que en una veintena de sus álbumes.

Para los más cinéfilos, además, ‘Round MIdnight es una magnífica película de 1986 del francés Bertrand Tavernier. Que tiene una interesante peculiaridad: está protagonizada por otro mítico jazzman, Dexter Gordon, en el papel ficticio –pero muy acorde con su propia autobiografia– de un músico estadounidense con problemas de adicciones que busca su lugar en el mundo en París.

Se podría decir mucho más sobre ‘Round Midnight. Se podría escribir un libro entero. Pero quizás sea mejor callarse, y que hable el maestro. Con su música.