Cómo hacer una portada de disco

By 6 octubre, 2021Sin categoría

¿Tienes un grupo y deseas hacer tú mismo la portada del disco? ¿Eres manager o discográfica y buscas información ? Sea lo que sea, Comunicom vamos a explicarte los pasos que debes realizar para crear el artwork de un álbum.

Antes de nada, necesitamos una portada de disco. Ya sea físico o para streaming necesitarás una imagen que vista tu música. No conseguirás subir tu música a Spotify o Bandcamp si no dispones de una imagen gráfica que represente tu disco o single. Y vas a necesitar que destaque entre la inmensidad de nuevos artistas que aparecen cada día, aproximadamente 40.000 canciones diarias, para que te hagas una idea. Las nuevas tecnologías están al alcance de todos así como su música.

 

El tamaño importa

Bien porque vas a lanzar tu disco fisicamente (lo cual siempre recomendamos, pues al fin y al cabo es un objeto de valor) o bien porque solo lo distribuirás por medios digitales, tendrás que hacerlo a tamaño grande. Aunque veamos miniaturas de portadas en Spotify, el programa puede pedirte hasta un tamaño de 3000×3000 píxeles, lo cual es un formato bastante generoso, y más cuando vas a utilizar fotografía. Y si quieres sacar un LP de vinilo, como siempre se ha hecho, tendrás que preparar un archivo de portada de unos 30x30cm a 300dpi de resolución.

Una imagen vale más que mil palabras

Como ya te dijimos, esta es tu carta de presentación, es la forma con la que te mostrarás al público, así que más vale que no uses una foto del movil. Si no puedes costearte una sesión de fotos siempre hay bancos de imágenes gratuitas que pueden descargarse a buen tamaño. Pero será mejor que luego retoques las imágenes con Photoshop, pues ya te imaginarás que esa foto, gratuíta, se la ha descargado antes que tú 2 millones de personas, por lo que sería interesante que hicieras algo distinto con ella. La creatividad es importante. Recuerda el tamaño que van a exigir las plataformas musicales, no vaya a ser que luego cuelgues una portada pixelada, daría una imágen pésima de tu música.

 

Dime quién eres

Ya que no eres un artista consolidado y tu cara no la reconoce nadie más allá de tu círculo de amigos, tendrás que poner tu nombre y el título de la obra. Si va a ser un álbum digital, recuerda que las portadas suelen visualizarse a un tamaño más bien pequeño por lo que tendrás que emplear cuerpos de texto bastante grandes y fuentes legible a pequeño tamaño. Si tu artwork va a ser impreso ahí ya puedes jugar con tamaños más reducidos de texto, aunque sin pasarse, ya que al final subirás la música también en las diferentes plataformas digitales.

Lo breve, dos veces bueno

Insistimos, tu portada va a tener que verse y leerse a tamaños diminutos pues procura mostrar lo esencial: una imagen o ilustración bien definida, nombre de artista y título a buen tamaño y olvídate de poner webs, citas, logos o cualquier otra cosa que te pase por la mente. Si necesitas comunicar todo lo que llevas en tu interior puedes utilizar otras redes sociales para acabar de definir tu mundo como artista.

 

¿RGB? ¿CMYK?

No son siglas de algún servicio secreto soviético, son las siglas por las que conocemos los colores y los clasificamos a través del ordenador, por decirlo de un modo sencillo. RGB (Red, Green, Blue) es el sistema de color empleado en medios digitales. Tendrás que utilizar este sistema para guardar tus archivos gráficos. Si bien vas a llevar a imprenta tu obra tendrás que pasarlo a CMYK (Cian, Magenta, Yellow, Black) pues es el modo por el que se imprime en el mundo real. Luego hay complementos como los colores Pantone, pero creemos que por ahora, siendo novato, no necesitas saber. Además, llevar a imprenta un trabajo tiene bastantes puntos que pueden dar problemas así que siempre es mejor que pidas ayuda o que acudas a un experto.

Último recurso

Si aún te viene grande lo de crear tu arte por tu cuenta hay una plataforma, Canva, que de una forma sencilla, previo método de pago, te permite crearla. Puedes elegir imágenes, ilustraciones, tipos de letras y diferentes formas de personalizarla gracias a las plantillas que la página ofrece. Sin embargo, como decimos, sería un último recurso puesto que aquí no vas a conseguir nada único y personal. Piensa que aunque es una forma sencilla y rápida de crear una portada, el producto final será correcto pero no impactará y puede que haya ya cien artistas más utilizando las imágenes y recursos que se te han ofrecido. Como es lógico, todo tiene un precio y dificultad y tú debes decidir qué es lo que buscas: un diseño personal que realmente represente tu música o un diseño rápido e impersonal pero para salir del paso te es suficiente.

 

Resumiendo

Un diseño genuino de tu disco contribuirá a dibujar tu identidad. Además, te ayudará a crear y potenciar tu marca, animará las recomendaciones y podrá activar oportunidades de merchandising: nutre un legado.

La portada de tu single, EP o álbum es el escaparate de tu música. Debe ser fiel a tu sensibilidad, debe atraer, destacar y evocar el contenido. Y no hay dos oportunidades para causar una primera buena impresión.

En Comunicom, expertos en la creación de arte para el mundo de la música desde hace más de diez años, estamos siempre dispuestos a echarte una mano.

Y como muestra, un botón. Aquí nos grabamos hace tiempo creando una portada. Écha un vistazo.

Abrir chat