WE ARE THE SULTANS OF SWING

Hay canciones que, hablando de otra cosa, describen de forma magistral el mood de unas generaciones agobiadas por la precariedad, la falta de salidas, la rendición y la renuncia, aunque conserven el pundonor de recordar cada día lo que querían ser.

Este muro mayoritariamente dedicado al jazz pero abierto de piernas a la buena música venga de donde venga, homenajea hoy sin que medie aniversario alguno, sólo “pour le plaisir” ese tema mítico de los comienzos de uno de los grandes grupos dei inefable e inagotable british pop: Dire straits (“Grandes apuros”, según competentes traductores), una colla que tantos guiños le ha hecho al jazz en su larga carrera. El mayor tal vez no esté en las notas de los riffs de Mark Knoffler sino en la letra de esta canción llena de poesía que describe a las mil maravillas cómo una banda pobre envaina sus melancólicas ansias de grandeza mientras recoge los instrumentos tras una sesión en un antro que podría ser del sur de Londres o de cualquier sur, en compañía de cuatro gatos que matan el tiempo como pueden.

Aunque los lectores preferís poco video, este que muchos ya habréis visto y que ha recibido la friolera de veintitantos millones de visitas, vale la pena visitarlo. Y aquí sí hay un Aniversario por medio: el de Nelson Mandela.