TAL WIKENFELD, EN BUENA COMPAÑÍA

Tal Wikenfeld comunicom

No es lo más habitual que un bajo eléctrico sea una estrella. Aun menos, si tiene apenas 30 años de edad. Pero nada de eso se cumple en el caso de Tal Wikenfeld.

Esta australiana, todo precocidad, grabó su primer disco con solo 20 años, y poco después se la pudo ver tocando al lado de Chick Corea o de una leyenda del blues rock como Jeff Beck. La carrera de Wikenfeld, de hecho, se caracteriza por sus buenas compañías. Moviéndose siempre en los terrenos del jazz fusión –a menudo, más dentro del rock y el blues–, Wikenfeld ha colaborado con una selectísima nómina de artistas. Sirvan de ejemplo solo algunos nombres: Vinnie Colaiuta, Herbie Hancock, Eric Clapton, Hiram Bullock, Susan Tedeschi, Jackson Browne… Todo ello, con 30 años recién cumplidos el pasado diciembre, no lo olvidemos.

Por si el aval de todos estos nombres y apellidos no fuera suficiente, la crítica especializada suele derretirse en elogios hacia la australiana, y alaba no sólo su depurada técnica sino algo más precioso: su capacidad expresiva. Pero la mejor crítica es la que hace uno mismo, o sea que os dejamos a nuestra protagonista, de hoy, junto a Jeff Beck, interpretando la versión de este del ‘Cause we’ve ended as lovers’ de Stevie Wonder. Atención a las visibles muestras de alborozo del británico ante el virtuosismo de su compañera de escenario. Y atención al hecho remarcable de que Wikenfeld tenía solo 20 añitos por esas fechas.