Y OLVÍDATE DE LA PREOCUPACIÓN…

El libro de la selva

Es una inyección de vitalidad. Y un hito en la memoria colectiva de varias generaciones. Hablamos de ‘Bare Necessities’, la más célebre de las canciones del clásico de Disney ‘El libro de la selva’ -el de 1967, por supuesto, no su reciente remake-. Un tema versionado hasta la saciedad en todos los estilos posibles. Y no por casualidad.

“Look for the bare necessities, the simple bare necessities. Forget about your worries and your strife…”. O, en su versión en castellano -neutro-, “Busca lo más vital, no más, lo que has de precisar no más, y olvídate de la preocupación…”. ¿Quién no ha oído mil veces esta letra, y quién no visualiza al instante a Baloo y Mowgli contoneándose mientras comen plátanos, cocos y hormigas, despreocupados y felices como perdices?

 

La oyó desde luego Louis Armstrong, que sólo un año después del estreno del film la versionaba en su álbum de título autoexplicativo ‘Disney Songs The Satchmo Way’ -curiosamente, el último disco completo que grabaría antes de su muerte, tres años después-. Y parece que, más que una versión, hubieran escrito la canción directamente para él. Hasta el punto que fue Arsmtrong quien la interpretó en la gala de los Oscar de ese año, en la que ‘Bare Necessities’ ganó -como no podía ser de otra forma- la estatuilla a la mejor canción original.

 

 

Desde entonces, se han sucedido las versiones. Infinidad de grupos han tocado ‘Bare Necessities’ en clave swing, dixie, ragtime o -para salirnos del ámbito del jaz- incluso hip-hop. ¿A qué se debe tanto éxito, a lo largo de cinco décadas? En parte, sin duda, al alegre y vital mensaje que transmite la letra. En parte, a lo pegadizo de su tonada. Y aquí hay que recordar que el compositor, Terry Gilkinson, preparó en primer lugar una versión más convencional, que fue desestimada por el clásico que todos amamos. Un gran acierto. Porque no debe de ser casual que una de las canciones más populares en la historia de la muy prolífica musicalmente factoría Disney sea justamente uno de los que tiene más aires ‘jazzy’.

Por cierto que Disney pensó en Louis Armstrong para ‘El libro de la selva’, y no solo para la gala de los Oscar. La idea inicial era que pusiera la voz a un personaje secundario, el orangután ‘King Louie’, que en el film también protagoniza una escena musical con mucho groove, ‘I wanna be like you’. Una idea rápidamente descartada, ante las posibles criticas por dar a un afroamericano el papel de un primate no humano. Un papel que finalmente encarnó -y de maravilla, por cierto-, el claramente caucásico Louis Prima.