LA VOZ DE MALIA

malia-2013

Se coge una voz de esas de ponerse de rodillas. Se mezcla con unos gramos de influencias africanas, una pizca de adolescencia dance en el Londres de los 90′ y un puñado de admiración por Billie Holiday o Sarah Vaughan. Se deja macerar, se le añade un chorro de sano eclecticismo y otro de buen ojo para elegir productores. El resultado, Malia.

Nacida en Malawi y trasplantada de adolescente al Reino Unido, esta vocalista y compositora se ha hecho un nombre en los últimos años con una fórmula muy en boga y que no suele fallar, y que pasa por fusionar –o alternar– el jazz vocal más clásico con soul y pop contemporáneo.

Una fórmula que pasa también por promocionar en forma de vídeos y singles justo las piezas menos jazzísticas. Pero se lo perdonaremos, porque el mercado manda. Y por temas como Yellow Daffodils.